Catedral de Guadix
ArtiSplendore es una empresa dedicada a la gestión de monumentos y patrimonio.
gestion, monumentos, museos, diseño, comunicacion, turismo, cultural, tiendas, editorial, museos, musealizacion, restauracion, arte, patrimonio
65
post-template-default,single,single-post,postid-65,single-format-standard,bridge-core-2.0.5,wp-featherlight-captions,,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Catedral de Guadix

Su título de “apostólica” le viene dado por estar considerada la diócesis primera de todo el territorio que hoy conforma nuestro país, España, desde el siglo I de la Era Cristiana cuando su patrón, San Torcuato, uno de los Siete Varones Apostólicos discípulos, según la tradición del Apóstol Santiago, funda en la ciudad romana de Acci (la actual Guadix) el primer episcopado de nuestro suelo patrio. Por tanto, la historia de la Catedral de Guadix remonta sus orígenes espirituales a la aparición del Cristianismo en la Hispania Romana, como toda novedad dada la situación de “cruce de caminos” cercano a los puertos de mar de este enclave sureño.

La, aún bastante desconocida en términos generales, Santa Apostólica Iglesia Catedral de Guadix, supone un compendio sin parangón de historia, arte y tradición religiosa.

Esta presencia de la diócesis de Guadix en la historia se atestigua en los siglos siguientes con la participación de sus obispos en determinados concilios, como el de Elvira (Iliberis) a inicios del el siglo IV, donde la presidencia corresponde al prelado Félix, obispo de Acci. Se tiene constancia en los siglos centrales de la Edad Media de la existencia de una catedral hispano-visigoda, de no muy grandes dimensiones, que sería derruida para construir sobre ella la Mezquita (de la que se tienen escasas referencias descriptivas) durante los años de dominación musulmana hasta que, finalmente, la ciudad es Reconquistada por los Reyes Católicos a finales del siglo XV y a instancias del Cardenal Mendoza (“el tercer rey de España”) se erige nuevamente como cabeza de obispado otorgando Bula de erección en 1492. Es entonces cuando comienzan las obras de la actual catedral que se prolongarían hasta bien entrado el siglo XVIII.

Cúpula Catedral Guadix

La construcción de esta nueva catedral, una vez la ciudad fue incorporada a la Corona de Castilla, no fue fácil. Al problema que suponían las escasas rentas para este fin se unían otros de índole social, como epidemias, hambrunas, continuas levas de reclutamiento de soldados para las guerras que la Monarquía libraba en Europa, etc. Fue todo un mérito la conclusión de las obras, a lo que contribuyó en buena medida el excesivo tesón del Obispo y Cabildo y el impulso definitivo de la nueva dinastía de los Borbones, con la entronización de Felipe V tras la Guerra de Sucesión a comienzos de la decimoctava centuria, con su decidido apoyo al Duque de Anjou.

Lo descrito en el párrafo anterior supone la explicación de la variedad de estilos que jalonan la fábrica de la catedral accitana. En ella, gótico, renacentista y barroco casi consiguen una especie de “fusión”, totalmente armoniosa, a pesar de la yuxtaposición de los estilos. De esta forma, al entrar en la catedral es posible observar las trazas góticas correspondientes a la primitiva catedral realizada en el siglo XVI, de reducidas dimensiones (quizás por motivos demográficos, ya que la población cristiana era minoritaria) y conforme nos adentramos, comprobamos los sucesivos tramos correspondientes a las posteriores ampliaciones, ya de marcada tendencia renacentista y finalmente barroca, fruto del diseño de los diferentes maestros de obras (Siloé, Cayón, Thomas, Pachote, etc) que aplicaron los esquemas de trazado siguiendo los postulados artísticos de cada momento en cuestión. El resultado, como decimos, es un conjunto arquitectónico cuya riqueza radica en la perfecta conjunción de los distintos estilos decorativos, con ausencia de bruscos cambios que “hieran” una detenida observación de los mismos, a pesar de las denostaciones propias del purismo académico de principios del siglo XX, que desconsideró tales soluciones como ingeniosas (tendencia que, hoy en día, está más que superada).

Órgano Catedral Guadix

A pesar de la brutal destrucción del patrimonio mobiliario de la Catedral durante la Guerra Civil (1936-1939), la autoridad del pintor Rafael Zabaleta como comisionado artístico del Gobierno consiguió frenar la barbarie, salvando de esta manera gran parte de lo que hoy en día podemos contemplar en su interior, como la Sillería del Coro, que ocupa el espacio central y fue tallada por Torcuato Ruiz del Peral en el siglo XVIII. Ruiz del Peral, oriundo de la comarca accitana, destacó desde muy joven siguiendo la genial estela de su maestro, José de Mora, exponente de la Escuela del Barroco Granadino. Aunque la obra de Peral se prodigó por diversos puntos de Andalucía, el grueso de sus obras se encuentra repartido entre Granada y Guadix. En la catedral accitana, además del coro, podemos observar detenidamente una joya de la escultura dieciochesca: la Virgen de la Humildad, una dolorosa procedente del extinto convento de San Francisco y que escenifica la dulzura naturalista propia de las obras de la Escuela Granadina.

En la Catedral de Guadix encontramos la réplica más fiel de la Piedad de Miguel Ángel

La Catedral de Guadix, advocada por algunos expertos “Magna Splendore”, se complementa con una sala de exposición permanente (Colección Donum Fidei) en la que se exponen de forma minuciosa obras de gran categoría artística entre los que destacan lienzos de Bocanegra, Frans Francken II; tallas de José de Mora y de José Risueño, más una rica colección de documentos históricos y joyas de la orfebrería eclesiástica, como la Custodia del Corpus, atribuida a Alonso Cano en su diseño.

En el trascoro de la catedral se encuentra situada una de las imágenes más características de la seo accitana: la Piedad. Se trata de una réplica exacta de la original de Miguel Ángel que se halla en el Vaticano. Copia fidelísima, permite ser contemplada cara a cara. Llegó hasta la ciudad en la década de los 20 del pasado siglo sin que, por el momento, se haya averiguado nada acerca de su posible autor. Destruida durante la Guerra, fue genialmente reconstruida hace una década.

La puesta en marcha recientemente de un programa profesionalizado de acompañamiento en la gestión turística del monumento, ha supuesto notablemente el incremento de las visitas al mismo, siendo el principal vehículo de promoción del principal monumento accitano. El servicio de audioguías en diferentes idiomas, y la unificación de todos los espacios (Catedral, Salas de Exposición, Sacristía Mayor…) bajo una misma entrada ha supuesto la satisfacción para los visitantes que hasta la catedral llegan, pudiendo de esta forma informarse sobre lo que en ella contemplan y llevándose una imagen completa –desde el punto de vista formal y espiritual- del arte sacro que se guarda y se conserva en el interior de los muros de esta maravillosa catedral del Oriente andaluz.



ARTISPLENDORE ITALIA

INTERNACIONAL

Actualmente, más de 90 monumentos de España, Italia y México reciben servicios por parte de artiSplendore. Millones de turistas al año se benefician de un concepto de visita cultural basado en la profesionalidad, responsabilidad e innovación. Nuestro propósito es poner en valor el amplio patrimonio cultural y satisfacer con excelencia a clientes y visitantes.

ITALIA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies