29 May ¿Conoces el turismo experiencial?

El ser humano está rodeado de información y de elementos para llamar su atención, por lo que busca cosas nuevas, busca sorpresas, historias, conocimientos y EMOCIONES. Necesita sentir la visita, generar un recuerdo agradable, positivo, entrañable y único que le acompañe al terminar el viaje y que pueda transmitir a los demás. Y de ahí nace el turismo experiencial, de la necesidad de sentir una visita, de recordar las emociones que se sintieron y de que ese recuerdo perdure en la mente y no sólo en fotografías.

«Los turistas ya no buscan ver cantidad de recursos turísticos, la belleza de un lugar, un entorno natural o elementos que solo existan en un sitio determinado. el turista busca experiencias: necesita experimentar un destino para aprovechar al máximo su vivencia.»

El turismo experiencial se basa en la relación emocional entre el turista y el monumento, creando un vínculo por las emociones vividas durante la visita.

El turista experiencial busca vivir el destino, busca el destino según las experiencias que quiere vivir y utiliza las nuevas tecnologías para ello.

El destino es sin duda el factor clave del turismo experiencial: el turista busca que le sorprendan, busca la emoción y el nacer de una sonrisa al contemplar un lugar; vivir un conjunto de experiencias compuestas por momentos, personas, lugares, historias y situaciones que se queden grabadas en la mente, y que al recordarlas vuelvan a renacer todas las emociones allí vividas, sintiendo la necesidad de volver.

El turista busca un servicio de calidad, acorde a sus necesidades, autentico y comprometido con la sociedad; no le importa pagar por ello si sus necesidades quedan satisfechas.

Esta forma de turismo cada vez tiene más fuerza y cada vez son más las entidades que se unen a esta macro-tendencia.

«El turismo experiencial muestra una visión completa y real de la entidad cultural.»

Todas las empresas que en el futuro quieran mantenerse dentro del marco turístico, deben comenzar a resaltar los productos y servicios que las hacen únicas, mostrar la esencia de su oferta, provocar que los sentidos del visitante estén a flor de piel durante la visita, trabajar los elementos que los diferencian de la competencia, lograr que la visita esté impregnada de detalles que provoquen en el turista emociones.

En definitiva, deben centrar su estrategia en que el turista se quede inmerso en la entidad cultural y que el sentimiento hacia el destino sea positivo: de esta manera volverán y recomendarán la visita a familiares y amigos.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies